jueves, 7 de septiembre de 2017

John Cage - Dream (1948)


01 Dream (1948)
02 In a Landscape (1948)

País: Estados Unidos
Género: ?


(en estos mismos links iré subiendo más canciones de John Cage cuando pueda)



 John Cage (1912-1992) músico, compositor, pintor, escritor, poeta, micólogo, filósofo (etc...) era conocido como "el anarquista del silencio" un revolucionario de las artes, tenía una propuesta musical que es tal vez la más radical de la historia: que absolutamente todo es música e incluso el silencio mismo también lo es, por lo cual no existe... (escribió libros explicando esta teoría en toda su extensión)

Entre otras cosas es reconocido como el padre de la música electrónica, haciendo composiciones de este tipo desde los años 30. Una de sus composiciones más enigmáticas es su pieza "4′33" que consta de tres movimientos que se interpretan sin tocar una sola nota y varios de sus trabajos para piano se encuentran entre las piezas más hermosas y elegantes del siglo (Dream, In a landscape, etc...).

En enero de 1960 en el Programa de televisión "I’ve Got A secret" John Cage presenta su composición Water Walk -estrenada en 1959 en otro programa de televisión, el concurso italiano Lascia o Raddoppio (Doble o nada), en el que Cage había ganado millón y medio de liras demostrando sus enciplopédicos conocimientos de micología-. Se trata de una pieza de tres minutos donde casi todos los instrumentos (34) están relacionados con el agua: desde una olla a presión en funcionamiento, hasta un patito de goma, pasando por una trituradora de hielo, una regadera de jardín, una botella de vino, una bañera y un sifón. El musico controla la línea de tiempo de los eventos cronómetro en mano, paseando entre los elementos y dando ocasionales golpes al piano -único instrumento tradicional- o arrojando al suelo alguno de los cinco transistores de radio que también intervienen en la obra (aunque no están encendidos, porque los técnicos, aduciendo una prohibición sindical, se negaron a enchufarlos). Antes de la performance, el presentador del programa advierte a Cage sobre las posibles risas y burlas del público. “Perfecto. Prefiero las risas a las lágrimas”, dice el compositor.

Los críticos le han aplaudido como uno de los compositores estadounidenses más influyentes del siglo XX. También fue decisivo en el desarrollo de la danza moderna con la colaboración del coreógrafo Merce Cunningham, quien fue su compañero sentimental la mayor parte de su vida.
Era un fiel defensor de la desobediencia civil y el anarquismo como ideología transformadora de la sociedad.


John Cage es una de las figuras más importantes del arte contemporáneo. Nacido en los Estados Unidos de Norteamérica el 5 de Septiembre de 1912, hijo de un Inventor, hace sus estudios de preparatoria en Los Ángeles, y atiende después dos años a la Universidad de Pomona en Claremont. En 1930 hace un viaje por Europa en el que se dedica a estudiar Arte, Música y Arquitectura, y a su regreso a los Estados Unidos se dedica a escribir poesía, a pintar, y a estudiar composición con Richard Buhling. En 1933 va a Nueva York por un año a estudiar con el compositor Adolph Weiss, y atiende a clases de música folklórica y contemporánea con Henry Cowell en la "New school for social research". Al regresar a California en 1934, estudió contrapunto con Arnold Shoenberg. Sin embargo, la dirección que va a tomar Cage en la música va a ser diametralmente opuesta de la de su maestro Europeo. 

Para Cage la obra de arte se tiene que abrir a la vida, y esto trae como consecuencia la creación de obras en las que el artista se hace a un lado y deja que los acontecimientos que existen en ellas tengan lugar simultáneamente, sin que interfieran unos con otros. Para lograr esto él compone su música usando técnicas de azar que determinan cada nota, cada rítmo y cada silencio de sus obras. De esta manera, ninguna opinión personal del artista altera a la obra, pues toda decisión es efectuada de manera aleatoria. Cage afirma que para componer de esta manera es necesario que el artista aniquile su ego, ocasionando de esta manera que las obras se vuelvan menos "expresivas" con el fin de que las emociones surgan no de ellas, sino de la gente que las escucha. 

Visitar el legado de John Cage es uno de los mejores regalos que se le puede ofrecer al espíritu y al pensamiento. Sin embargo, tratar de captar el hálito que anima a sus creaciones no es precisamente ningún regalo: requiere la apertura mental y la disposición sensible que reclama para sí el arte de nuestro tiempo. 



1 comentario: